sábado, 28 de abril de 2018

Actividades y anuncios


OREMOS POR TODAS LAS ACTIVIDADES DE ESTE MES

***

CULTO DE ORACIÓN Y ESTUDIO
Martes 1 de mayo, 19 hrs.
Modera: A.I. Ricardo Ruiz Ocampo

Llamamiento: Salmo 119.57-64
Oración de ofrecimiento
Himno: “Cantemos al Señor” (79)
Círculo de oración (elecciones) y testimonios
Lectura bíblica: Ezequiel 29.1-16
Tema: Contra Egipto
Himno: “Guarda el contacto con el Salvador” (637)
Ofertorio
Bendición pastoral

ORÁCULO CONTRA EGIPTO
Julio Lamelas Míguez

E
z 29,1- 21 consta de dos partes: Ez 29,1-16 y Ez 29,17-21. En la primera (Ez 29,1-16) se desarrollan tres oráculos de juicio o condenación contra el faraón con sus respectivas conclusiones en forma de fórmulas de reconocimiento: Y sabrán que yo soy el Señor (Ez 29,6a.9a. 16), así como los otros dos elementos típicos de esta clase de oráculos: acusación y condena (Ez 29,3-6a.6b-9a.9b-16). Van dirigidos directamente contra los faraones, pero el castigo se extiende a toda la población y a toda la tierra de manera progresiva. Se condena el pecado de soberbia del faraón, semejante al pecado del rey de Tiro (Ez 29,3b), su pecado de falta de apoyo a Israel (Ez 29,6b-7) y de nuevo, en el tercer oráculo de condena, su actitud orgullosa (Ez 29,9b).

En el primer oráculo (Ez 29,3-6a) hay elementos mitológicos como en Ez 28. El faraón es comparado a un cocodrilo gigante echado en medio de ríos, un dragón mítico que gobierna las aguas del caos y que dice "míos son los ríos, yo los he hecho", y, por lo tanto que se sitúa al nivel de Dios, el único creador y señor del Nilo y de todo el universo. Como el rey de Tiro, el faraón ha cometido un gran pecado, el del orgullo y la soberbia al considerarse como un Dios. El Señor castigará este orgullo reduciendo al dragón de un mítico y misterioso monstruo a una absurda y horrorosa bestia fluvial arrancada del agua y arrojada a la tierra desértica. El orgullo será reducido a ignominia. Egipto es la única gran potencia que intenta oponerse a los planes de Babilonia permitidos por Dios para hacer surgir luego "los cielos nuevos y la tierra nueva". En última instancia pretende obstaculizar los planes divinos que se orientan a una restauración en la que el mismo poder de Babilonia será aniquilado sólo por Dios. Por eso también el segundo oráculo (Ez 29,6b-9a) se dirige contra Egipto.

En el tercer oráculo (Ez 29,9b-16) se abre una esperanza de salvación. Después de cuarenta años de desierto, de desolación y dispersión, tendrá lugar una cierta restauración que se reduce a poca cosa: Egipto volverá a su tierra de origen, Patrós, y se convertirá en un humilde y pequeño reino meridional. No será fastidio para ninguna nación, ni Israel buscará en él la esperanza de la salvación.

Ez 29,17-21, oráculo tardío, probablemente del año 571 a. C, unos 16 años después de que los otros fueran pronunciados, nos da la clave de lectura de los anteriores contra Egipto y contra Tiro. Dios ha alterado sus planes. La suerte para Tiro ha sido transferida a Egipto. A esto se añade una promesa (Ez 29,21). Cuando el poder de Egipto se quebrante, el pueblo de Israel será fortalecido (literalmente: "recibirá un cuerno", símbolo de poder y de fuerza) en medio de las naciones, y reconocerán que yo soy el Señor (véase Sal 132,17).
_______________________________________

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

– Santa Cena
13 – Reunión de Consistorio
20 – Culto de Evangelización

No hay comentarios: