viernes, 1 de septiembre de 2017

Actividades

OREMOS POR TODOS LOS PLANES Y ACTIVIDADES DE SEPTIEMBRE

***

CULTO DE ORACIÓN Y ESTUDIO
Martes 5 de septiembre, 19 hrs.
Modera: A.I. Lauro B. Adame Brito

Llamamiento: Salmo 27.1-6
Oración de ofrecimiento
Himno: “En momentos así” (411)
Círculo de oración y testimonios
Lectura bíblica: Ezequiel 5
Tema: Un nuevo gesto profético
Himno: “Cristo, nombre glorioso” (242)
Ofertorio
Bendición pastoral

LA SUERTE DEL PUEBLO ELEGIDO (II)
Julio Lamelas Míguez

L
a cuarta acción (Ez 5.1-4) desarrolla, a través de la imagen del rapado, el tema de las consecuencias del asedio: matanza y destrucción. El cabello y la barba eran signo de distinción y dignidad (véase 2 Sm 10,4-5) y como crecen de manera visible, más que cualquier otra parte del cuerpo, eran considerados como manifestación especial del poder vivificador de Dios y símbolo de vitalidad. Con el gesto de ser cortados a espada el profeta quiere expresar la destrucción de la vida en la ciudad. Esta imagen (véase Is 7,20) y su sentido penitencial o de luto (véase 2 Sm 10,4s; Jr 41,5; 48,37; Is 15,2), así como la imagen de los pelos esparcidos y atados (sólo unos cuantos) al borde del manto, introducen el tema del resto de Israel.

Tres agentes que funcionan como fuerzas vengadoras son los encargados de señalar los tres actos fundamentales de la acción: la espada para cortar, el fuego para quemar y el viento para esparcir. Solamente el viento no es destructor y aparece como agente que posibilita para algunos la liberación del castigo inminente y alienta la esperanza. Este vocablo (ruah) aparece una sola vez en estos cuatro versículos y en el centro de los mismos, mientras que espada y fuego aparecen tres veces cada uno. La esperanza no ha muerto, pero el panorama será ciertamente desolador entre los habitantes de Jerusalén: unos perecerán en la ciudad a causa del fuego, otros morirán a espada junto a las murallas y otros serán esparcidos al viento en la huida o en el exilio forzado. Pero algunos, un resto, serán preservados, aunque incluso unos pocos de estos perecerán más tarde en medio del fuego.

5,4b-17 Anuncio de castigos. Después de una presentación, en cuatro cuadros, de la que será la suerte del pueblo elegido, en Ez 4,5b-17 comienzan los oráculos de condenación. En este primero se da una interpretación de las anteriores acciones simbólicas mediante el uso del "rib profético" que presenta la forma de una controversia jurídica con los elementos característicos de acusación (Ez 5,5-7.11) y condena (Ez 5,8-17). La acusación o denuncia va dirigida contra el pecado del pueblo que es rebelión contra las leyes divinas (Ez 5,6), abominación (Ez 5,9) y, más en concreto, idolatría (Ez 5,11) que es la forma más grave de abominación, pues lleva consigo la violación de obligaciones, objetos y lugares sagrados relacionados con el culto (véase Dt 7,25s; 13,15; 17,4). _______________________________________

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

15 – Noche mexicana


No hay comentarios: